Números en caída libre

Los últimos indicadores muestran que la crisis se agudiza. Las ventas minoristas cayeron 13%, la actividad económica se desplomó 7%, la producción industrial cedió 10% y el uso de la capacidad instalada bajó a 57,5%.

 

Las estadísticas oficiales dan muestras de que el camino de la recesión que atraviesa la economía argentina no quedó atrás. Al contrario, se agrava al punto de convertirse en un laberinto sin escape, donde todos los indicadores siguen en caída libre y la situación se torna angustiante por donde se la mire.

Con una baja del 13,4%, las ventas minoristas tuvieron en abril su caída más fuerte del año, según el relevamiento mensual que realiza la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Así, el sector lleva 16 meses consecutivos en retroceso.

En los primeros cuatro meses del año, las ventas minoristas ya acumulan un descenso de 12,1%. Durante abril, en los locales físicos la caída de ventas fue del 15%, mientras que en la modalidad online crecieron apenas 0,3%.

“Las tarjetas recargadas y la necesidad de bajar los niveles de endeudamiento de las familias repercutieron en la venta online particularmente, que es muy dependiente de ese medio de pago”, explicaron desde CAME.

Otro dato alarmante es que la actividad económica tuvo en marzo un desplome de 6,8% en comparación con el mismo mes del año pasado, según confirmó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC).

El índice que mayor alarma generó es que la economía volvió a caer en comparación al mes anterior, con un descenso de 1,3% frente a febrero. De esta manera, rompió una “racha” de tres subas seguidas intermensuales que se registraron en diciembre (0,4%), enero (0,1%) y, finalmente, febrero (0,1%).

La actividad manufacturera no mostró señales de recuperación y en abril sólo creció el 27,8 % de las industrias, al tiempo que el uso de la capacidad instalada bajó a 57,5 % y solo 29,9 % de las empresas tuvo rentabilidad.

La fuerte caída de la actividad en marzo hizo que el primer trimestre de 2019 cierre con una contracción de 5,7% en comparación con el mismo período de 2018.

El Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) del INDEC reúne a varios de los indicadores que conforman el Producto Bruto Interno (PBI). En marzo, casi todos los segmentos cerraron con bajas interanuales, salvo Agricultura y Ganadería, que aumentó 10,8% interanual; Enseñanza, 1%; y Servicios Sociales y Salud, 0,2%.

El despegue en el rubro agropecuario estuvo impulsado por la cosecha de trigo, que finalizó con una producción récord de 19 millones de toneladas.

Como en meses anteriores, las caídas de mayor magnitud se registraron en los sectores más significativos para el empleo y la producción en el país.

El rubro más afectado fue el comercio (minorista, mayorista y reparaciones), que tuvo un retroceso de 14,6%. Le siguió la industria manufacturera, con un descenso de 13,2%. En tanto, la construcción retrocedió 7,1%, siempre en la comparación contra marzo de 2018.

En este marco, no extrañó a nadie que la producción de las pymes industriales haya caído 10,3% en abril frente a igual mes de 2018 y bajó 4,3% cuando se la compara con marzo pasado, según informó CAME.

Comments

comments

 

Diseño de paginas en Zona Norte

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Directory Wizard powered by www.polldirectory.net