Con alma de familia

La ciudad tiene una nueva atracción gastronómica: Meraki, un restaurante con platos originales y fuera de lo clásico en Escobar. El emprendimiento está a cargo de “Tony” Ciuffardi y su hija Catalina. “Queremos ser distintos”, afirman.

 

En griego, Meraki significa poner el alma en lo que se hace y ese fue el nombre elegido por Catalina Ciuffardi para bautizar al restaurante de la calle Estrada al 740 que abrió junto a su padre, Carlos “Tony” Ciuffardi, pegado a Lo de Carlitos, la panquequería familiar que desembarcó en la ciudad hace más de cinco años y que ahora tiene compañía gastronómica en la cuadra.

El flamante restó inauguró el 1º de abril y no tardó en seducir a los escobarenses. De hecho, los sábados a la noche es común ver gente esperando en la vereda para ocupar una mesa. Todo un estímulo para padre e hija.

“Era un sueño que tenía, tener algo diferente a lo que hago hace 36 años. Fui a una exposición gastronómica y me enamoré de lo que es la cocina. Acá se puede armar de mil maneras un plato y eso me gusta, tiene otro encanto. Con los panqueques es más poner el corazón”, explica “Tony”, fascinado por el nuevo emprendimiento.

Por su parte, Catalina está involucrada en cada detalle dentro del salón, que tiene capacidad para más de cuarenta comensales, en un espacio luminoso, cómodo y prolijamente confeccionado. “Mi función fue crear la carta, armar el servicio y la publicidad. Mi papá tuvo el sueño y yo ayudé a hacerlo realidad desde mi lugar”, señala.

La carta de Meraki no es una lista interminable de platos sino una selección de delicias. “No es tan amplia pero ofrecemos calidad. Tenemos platos principales y uno de ellos es la milanesa de ojo de bife, con hueso, que no ofrece nadie en Escobar, es gigante, con papas y huevos fritos”, cuenta Catalina, sorprendida por la aceptación que tuvieron los pescados y mariscos en los días de Semana Santa, a tal punto que quedaron como opciones fijas.

También recomienda las ribs de cerdo a la barbacoa, los ravioles rellenos de salmón, con salsa a elección, los spaghetti con mariscos y los penne riganti con salsa Alfredo (a los cuatro quesos). Pero estas tentadoras propuestas son sólo el principio. “El menú lo vamos a ir variando de acuerdo a lo que pida la gente”, adelanta la responsable de Meraki. Además, la carta de vinos es muy amplia y los postres son otro punto destacado.

“El cocinero, ´Nacho´, es de una calidad bárbara, y Marylin, que hace los postres, también. Formamos un gran equipo y cada uno aporta para la magia del lugar”, enfatiza “Tony”, invitando a los escobarenses a conocer su nueva creación, especial para reunirse con amigos o en familia.

Con estacionamiento propio y patio de juegos, El comercio abre todos los días, menos domingos al mediodía. Y ahora también incorporará desayunos y meriendas.

De 8 a 11 ofrecerá los clásicos desayunos americanos, con huevo revuelto con panceta, palta, fruta, jugo y panes caseros, además de exprimidos, licuados y café. En tanto, de 16 a 19 será el horario para las meriendas.

Además, cuenta con menús ejecutivos para la hora del almuerzo. Por $300 ofrece bebida, plato principal (a elección entre cinco opciones) y postre o café.

“Escobar me dio todo, yo hace casi cuatro años que no voy más a la costa atlántica. Tengo un arraigo muy grande, me conocen en todos lados y decidí quedarme acá. Dejé todos mis locales y solo me quedé con los de Escobar, para ser distinto a todos y lo estamos consiguiendo”, confiesa “Tony”, feliz por Meraki y poniendo el alma en lo que hace, fiel a su costumbre.

Por Javier Rubinstein

Comments

comments

 

Diseño de paginas en Zona Norte

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Directory Wizard powered by www.polldirectory.net