Suspenden juicios a pymes

En respuesta a un enérgico reclamo de FEBA, el gobierno provincial decidió aplazar la ejecución de 50 mil juicios por deudas con ARBA. La medida apunta a paliar la grave crisis que afronta el sector.

 

A comienzos de marzo, la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA) emitió un fuerte comunicado de prensa exigiendo al gobierno medidas inmediatas para paliar la grave situación en la que se encuentran las pequeñas y medianas empresas. Días después, uno de los principales reclamos encontró una respuesta favorable: la suspensión temporal de ejecuciones y embargos fiscales.

La solicitud de la entidad, que fue acompañada por la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Escobar (CCISE), llevó anexado un documento técnico donde se detallaban medidas fiscales, financieras, energéticas y otras relativas al mercado interno fundamentales para evitar la bancarrota de decenas de pymes.

“Se hace indispensable que tanto el gobierno nacional como el gobierno provincial implementen medidas urgentes para permitir la supervivencia de las pymes, que aún sostienen tanto el comercio como la industria nacional y todos los miles de empleos que generan”, concluía la presentación.

A poco de que el documento tomara estado público, la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) anunció el aplazamiento de 49.507 juicios a pymes con deudas.

“Suspendimos la emisión de títulos ejecutivos para evitar embargos e inhibiciones. Y, por otro lado, les brindamos a los contribuyentes la posibilidad de reingresar a planes de pago caducos para que regularicen sus deudas impositivas en condiciones muy ventajosas, explicó el director de ARBA, Gastón Fossati.

Por su parte, el presidente de FEBA, Camilo A. Kahale, resaltó la actitud de la Provincia en un momento acuciante para las pymes. “Desde FEBA exigimos respuestas inmediatas pero con  propuestas concretas, porque estamos abiertos al diálogo y a la búsqueda de soluciones conjuntas para que ni un comercio ni una fábrica deban cerrar su persiana o dejar de producir. Queremos evitar despidos y atravesar este momento que nos toca de la mejor manera”, sostuvo.

La apertura de los regímenes de regularización caídos por falta de pago abarca a los contribuyentes de los distintos impuestos bonaerenses y, al igual que el aplazamiento en la emisión de títulos ejecutivos, estará vigente hasta el 31 de mayo de este año.

Una vez que reingresen al plan, los deudores deberán cancelar antes del 1º de junio de 2019 las cuotas vencidas e impagas, actualizadas, que produjeron la caducidad.

“Se trata de un beneficio muy importante para los contribuyentes, dado que el monto total a pagar por el programa rehabilitado siempre será inferior a cualquier otra alternativa de regularización de esa deuda” sostuvo Fossati.

La posibilidad de reingreso alcanza a los regímenes de regularización de deuda otorgados por la Provincia desde el 1° de enero de 2000, cuya caducidad haya operado hasta el 15 de noviembre de 2018, inclusive. Pero no comprende a los planes caducos de la Ley N°14890, referida a los agentes de recaudación. Tanto la reapertura de planes caducos como la suspensión del inicio de procedimientos de apremio se suman a otras medidas de alivio tributario dispuestas por la Provincia en los últimos meses.

Entre ellas, la exclusión temporaria de los regímenes de retención y percepción, la flexibilización del levantamiento de medidas cautelares, la ampliación en el monto de devolución automática para quienes posean saldos a favor con el fisco, el incremento de los límites que rigen para que las empresas actúen como agentes de recaudación y el diferimiento del pago de Ingresos Brutos. En conjunto, estas iniciativas representaron beneficios concretos para más del 80% de los contribuyentes de este impuesto, indicaron desde ARBA.

Comments

comments

 

Diseño de paginas en Zona Norte

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Directory Wizard powered by www.polldirectory.net