Todo sano y natural

Con una gran variedad en productos naturales, de bajas calorías y para celíacos, Dietética Belén lleva 18 años de trayectoria y es líder de su rubro en la ciudad. “Escuchamos al cliente y lo asesoramos”, afirma su dueño, Antonio Longo.

 

Cada vez más gente busca alimentarse mejor, apelando a productos naturales y a incorporar a su mesa otro tipo de nutrientes, aunque más no sea para alternar con los platos tradicionales. También se da el caso de personas celíacas, que no encuentran fácilmente productos libres de gluten. Para todas ellas, Dietética Belén es una referencia a la hora de hacer las compras.

El comercio abrió en 2001 y ya lleva dieciocho años en su local de la avenida Tapia de Cruz 910. Quienes están al frente del emprendimiento son Antonio Longo y su esposa, María Esther Díaz Agüero. Ambos decidieron poner en marcha este proyecto al perder sus trabajos durante aquella crisis. La elección del rubro se dio porque ella ya tenía experiencia en este campo.

“Nos casamos y nos vinimos a vivir a Loma Verde, no éramos de la zona y siempre nos rondaba la idea de abrir algo en Escobar, hasta que vimos el local y se dio”, cuenta Longo sobre los comienzos del negocio, que cuenta con una amplia clientela y un surtido increíble.

Los productos para celíacos han ganado un espacio importante en el local, igual que los insumos que ayudan a bajar el colesterol, controlar la diabetes y otro tipo de problemas de salud.

“Tratamos de buscarle una solución a la gente, ofrecemos comprimidos, hierbas, tinturas madre. Atendemos al cliente, no lo despachamos como hacen otros. Escuchamos qué necesitan y los asesoramos”, sostiene el comerciante.

Además, explica que ofrecen pre-mezclas a base de fécula para reemplazar las harinas. Así, hay pastas, galletitas, mezcla para masa de pizzas y mucho más. Lo malo es que esta clase de insumos cuestan dos veces más que sus versiones tradicionales.

Por supuesto, en Dietética Belén también se pueden encontrar productos para bajar de peso y cereales en todas sus formas, que se venden sueltos, por peso, lo que significa abaratar costos comparando precios con los supermercados, que los venden empaquetados.

“Es el mismo producto que viene a granel. Nosotros lo vendemos fraccionado y la diferencia de precio es mucha. Y a veces la calidad es mejor”, afirma Longo, mientras su mujer atiende a los clientes.

A pesar de que el movimiento en el local es constante, el hombre admite que la venta bajó “muchísimo” en los últimos meses. Un poco porque al haberse prohibido el estacionamiento sobre la vereda impar de la avenida -donde están las nuevas paradas de colectivos-, a muchos clientes se les dificulta encontrar un lugar próximo donde dejar el auto. Pero fundamentalmente la situación se debe a la crisis económica del país.

“El que llevaba un kilo de harina ahora lleva un cuarto o medio. El año empezó muy complicado, sabemos que no somos los únicos sino que es algo general. Esperemos un repunte rápido”, afirma resignado, pero a la vez esperanzado de que la cosa mejore, como lo desea cualquier comerciante.

Por Javier Rubinstein

Comments

comments

 

Diseño de paginas en Zona Norte

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Directory Wizard powered by www.polldirectory.net